Propiedades de la miel

Miel  “Beneficios como alimento, medicina y cosmético”

La miel es una sustancia dulce producida por las abejas extraído del néctar de las flores. Solución acuosa compuesta especialmente de dos azúcares; Glucosa (34%), Fructosa (40%) y pequeñas cantidades de Sacarosa (0 al 3 %). Son muchas las personas que no toman miel por miedo a una subida de los niveles de azúcar en la sangre, no obstante, al contrario de lo que muchos pensamos, al consumir miel no se produce una subida explosiva de los niveles glucémicos en la sangre, sino que van en aumento progresivamente manteniéndose constantemente durante un largo periodo de tiempo hasta su absorción total.

Nutrientes de la miel

Hay críticos que opinan que la cantidad de principios activos existentes en la miel son escasos como para exaltar sus propiedades curativas. Sin embargo, cada vez más estudios demuestran que los críticos se equivocan al pensar que los nutrientes presentes en la miel no poseen beneficios para la salud.

Aminoácidos, ácido aspártico, ácido glutâmico, alanina, arginina, cistina, fenilalanina, glicina, hidroxiprolina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, prolina, serina, tirosina, treonina, triptófano, valina.

Minerales en mayor cantidad, el potasio seguido del: cloro, azufre, sodio, calcio, fósforo, magnesio, manganeso, silicio hierro y cobre

Vitaminas A, B1 “tiamina”, B2 “riboflavina”, B3 “niacina”,  B5 “ácido pantoténico”, B6 “piridoxina”, C “ácido ascórbico” todas ellas hidrosolubles, presentes en mínimas cantidades provenientes esencialmente del polen.

Ácidos orgánicos, ácido acético, ácido fórmico, ácido butírico, ácido cítrico, ácido málico, ácido oxálico.

miel de abeja

Enzimas digestivas de origen vegetal y animal; las más importantes son la diastasa o amilasa y la invertasa o sacarosa, ambas inestables al calor y se deterioran con el paso del tiempo.

Cada miel es única, su sabor color y textura son distintos dependiendo del tipo de flor que las abejas hayan recolectado el néctar, por lo tanto no se debe medir su calidad por estas tres características.

 

Propiedades de la miel, efectos y beneficios.

Sus propiedades han estado tradicionalmente vinculadas con la cura de diversas enfermedades, en uso culinario y como base para formulaciones cosméticas por su poder cicatrizante, regenerante, reafirmante, bactericida, etc…

Nuestros antepasados conocían los beneficios de la miel, trataban fiebres, forúnculos, ulceras crónicas y heridas abiertas con ella. Actualmente, estudios clínicos revelan que las heridas tratadas con miel, sanan y  cicatrizan más deprisa, dejando menos marcas que las tratadas con antibióticos. Las enzimas de la miel tiene una acción antibacteriana, antimicótica y antivírica que ayuda a cerrar las heridas y a reducir el dolor, además de reemplazar gradualmente el tejido dañado. También resulta ser muy útil en tratamientos de catarros, tos, dolor de garganta, infecciones respiratorias y finalmente en tratamientos de trastornos gastrointestinales. Estudios también demostraron, que consumir miel regularmente durante el tratamiento del cáncer, ayuda a compensar la mala nutrición de los pacientes, reduciendo los efectos secundarios.

Conservación

miel de abejaLa miel contiene una gran variedad de componentes orgánicos, algunos de ellos volátiles,  una pequeña cantidad de estos todavía son desconocidos.  Algunos componentes de la miel son muy frágiles y tienden a desaparecer por exceso de calentamiento, inadecuada conservación o simplemente con el envejecimiento. Su conservación ha de ser a temperatura ambiente, nunca en contacto con metal y preferentemente en tarros de cristal con cierres herméticos para aislarla del aire.

 

Observaciones importantes

miel de abeja

  • Sobre todo, no calentar la miel a una temperatura superior a 40 grados, evitando así perder sus efectos beneficiosos para la salud y sus propiedades curativas.
  • Los menores de 12 meses no deben consumir miel, ni aplicársela en la piel.
  • Se recomienda consumir una cucharada sopera al día. Una manera nutritiva de tomarla es tal y como os mostramos en el vídeo del principio de este articulo.
  • No debemos prologar su conservación durante más de dos años.

 

 

Conozcamos las distintas variedades de miel y sus propiedades

Miel

Mil flores

Adecuada para la prevención y tratamiento de resfriados e inflamaciones de garganta y también afecciones de la boca. Las personas alérgicas al polen pueden notar mejoría tomando una cucharada de miel de mil flores al día, puesto que la miel contiene polen. Finalmente, su consumo hará que el organismo de la persona alérgica vaya acostumbrándose poco a poco a él.

miel de abeja

Azahar

Indicada para personas nerviosas, con insomnio, ansiedad o estrés. Su efecto sedante y antiespasmódico, actúa como tranquilizante natural, además, sus propiedades antibacterianas refuerzan el sistema inmunitario, ayudando a prevenir el cáncer. Protege el cuerpo de los radicales libres y disminuye el riesgo de enfermedades crónicas.

 

Acacia “Miel de falsa acacia”

Tiene  propiedades reconstituyentes, desintoxica el hígado, desinflama la garganta, ayuda a tratar los resfriados, combate la acidez del estómago y además tiene un ligero poder laxante eficaz contra el estreñimiento.

Castaño

Ideal para combatir refriados gracias a su poder bactericida, y también para tratar heridas leves. Su consumo regular alivia problemas de riñón y vejiga.

Eucalipto

Reduce rápidamente la inflamación de la mucosa bucal y afecciones de las vías respiratorias. Es también muy indicada para estimular y favorecer la concentración.

miel de abeja

Brezo

Ideal para el sistema cardiovascular. Posee propiedades diuréticas y resulta muy beneficiosa como refuerzo en tratamientos de enfermedades de la vejiga y del riñón.

Aciano

La mejor para cicatrización de heridas, tratamiento de quemaduras y forúnculos. Es un gran aliado para curar la piel de cualquier anomalía.

Lavanda

Sedante y analgésico natural; alivia los dolores de cabeza y los estados de agitación nerviosa.

Tilo

Tiene efecto sudorífico y calmante, esta acción se potencia al consumirla con una infusión de tila. Recordar que su tempera no ha de superar los 40 grados. Recomendado para tratamiento de resfriados con fiebre.

miel de abeja

Diente de león

Recomendada en tratamientos de enfermedades hepáticas, renales y biliares.

Árboles frutales

Contribuye a que nuestro organismo asimile mejor las vitaminas y minerales.

 

Pino

Debido a su poder antiséptico y antibiótico, se utiliza en tratamiento de enfermedades respiratorias y del sistema inmunológico.

Miel de colza

Posee propiedades antibacterianas, relajante y calmante, contribuye en la prevención de enfermedades cardíacas.

Romero

Mejora la circulación sanguínea de la piel. Es un gran estimulante ya que combate el cansancio, agotamiento y fatiga crónica. En consecuencia, todas estas propiedades la convierten en la miel ideal para realizar tratamientos y masajes faciales.

miel de abeja

Tomillo

Idónea para revitalizar y reforzar el estado general de nuestra salud. Sirve para tratamientos de enfermedades respiratorias dada su acción expectorante y desinfectante. Bactericida y fungicida ideal para curar todas clases de heridas y problemas de la piel.

Finalmente comentaros que compréis, miel cruda sin procesar.                  

                      Té verde

Té Verde 

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Scroll Up