Principios activos reparadores de la cosmética natural

Principios activos reparadores cosmética natural

A continuación detallamos algunos de los principios activos reparadores más empleados en tratamientos estético de la piel, en cosmética natural.

Ácidos Frutales

Ricos en hidroxiácidos y muy abundantes en alimentos cítricos como el limón, la naranja… Se utiliza para ajustar el pH de los cosméticos y también porque se ajustan a la acidez epidérmica (4,5 a 6,5). Presentan excelentes propiedades antioxidantes. Aumenta la renovación de la piel y mejora su luminosidad.

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico ocupa los espacios entre las fibras de colágeno/elastina y las células, su función es realizar una barrera ante las sustancias ajenas a la piel. Tiene la capacidad de retener una enorme cantidad de agua, ya que se comporta como una esponja y, en el momento necesario, puede ceder el agua retenida.

Aceites Vegetales Ricos en Ácido Linoleico

El ácido linoleico es la grasa esencial presente en los aceites de fuentes vegetales tales como el aceite de maíz, de cártamo y de girasol. Ejerce la función de protector epidérmico, reduce la inflamación, el edema, facilita la curación, mejora la circulación sanguínea; por lo que se utiliza en pieles secas y descamadas, así como en tratamientos antienvejecimiento.

Ácido Ribonucleico

Es un elemento celular fundamental, se le considera un hidratante superficial de la piel.

Alantoína

Fomenta la renovación celular, sobre todo de las pieles más estropeadas y sometidas a agentes externos. Emoliente y recuperador de las pieles secas, suaviza, hidrata y calma la piel.

Bisabolol

Principio activo graso natural presente en  el aceite esencial de algunas plantas, como la camomila. Tiene una buena compatibilidad con la piel, actúa como agente calmante, descongestivo y suavizante.

Ceramida

Forma parte de un grupo de lípidos que actúan  como barrera y que están presentes en la capa superficial de la epidermis. Impermeabilizan la piel y favorece la hidratación.

Colágeno

Es una proteína fibrosa; sus moléculas se agrupan formando filas, sirve de soporte del tejido conjuntivo. Lo utilizaremos en tratamientos de pieles maduras, deshidratadas, y castigadas por los agentes externos. También, en todos aquellos tratamientos con una finalidad reparadora.

Escualeno

Aceite ligero, incoloro y inodoro; flexibiliza la superficie cutánea sin aportar un tacto graso. Presenta efectos emolientes, lubricantes y humectantes. Su función nutriente y restauradora asegura el mantenimiento de la integridad y protección cutánea.

Manteca de Karité

Extracto natural de la nuez de karité, un árbol originario del África Central, se utiliza para tratar quemaduras. Presenta propiedades emolientes, nutritivas, protectoras y combate la sequedad de la piel.

Urea

Se utiliza en tratamientos hidratantes, especialmente en zonas corporales de sequedad extrema y propensa a las durezas.

Artículos relacionados

 

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Scroll Up